Farmacia: C-397-F

info@farmaciagarciapravos.com

Temas

Seamos libres, vivamos sin miedo

26/12/2018 · Anécdotas de la farmacia

Recientemente se ha hecho oficial que casos como el de Laura Luelmo, asesinada por un hombre reincidente dentro de su entorno, figurará dentro de unas nuevas estadísticas formalizadas por el gobierno para casos de violencia contra mujeres fuera del ámbito de la pareja.

La denominación del caso o la catalogación de una u otra forma parece más importante que el abordaje directo de esta cuestión: en pleno siglo XXI, muchas son las que siguen saliendo a la calle con miedo y se exponen a agresiones e incluso a perder su propia vida por el hecho de ser mujer.

“Llámame para no sentirme sola”, “Avisa cuando llegues a casa”,“No vengas sola”, “Cuidado por qué calle pasas”, “Dile a tu amiga que te acompañe”, “Asegúrate de que cerraste el portal” y un largo etcétera son frases que se pueden escuchar habitualmente, desgraciadamente, parece haberse normalizado el hecho de que las mujeres vivan constantemente con miedo. Ese pánico a sentirse vulnerable, el terror a moverse solas por una zona solitaria por lo que pueda ocurrir o por quién pueda fijarse en ellas son aspectos que no se han removido de la memoria colectiva. La mujer sigue llevando una pesada carga sobre los hombros, donde una imagen bonita de sí misma puede considerarse una provocación y su lado más natural una ofensa desagradable por no ser “perfecta” o “femenina”.

Vivimos en una realidad todavía extrapolada, donde se juzga por la vestimenta, por las miradas, por las sonrisas, como si fuesen una forma de incitar y no de quererse a una misma. Una sola palabra parece ser suficiente para justificar actos imperdonables, no resistirse por miedo es consentimiento y no morir sinónimo de impunidad.

 

Cifras que corroboran una dolorosa realidad

Las estadísticas recogen que han sido más de 975 mujeres las que han muerto por causas de violencia machista en nuestro país desde el año 2003, siendo más de 54 las que han fallecido este presente año, alrededor de unas 6 de ellas asesinadas por hombres ajenos al ámbito de la pareja. A estos dolorosos datos hay que sumar niños y hombres que han tratado de mediar en estos casos o, simplemente, por ensañamiento del agresor.

Lo más grave de estos números es que son cifras que se repiten de manera regular, sin una variante que marque una concienciación en la sociedad. Desde el pico más alto de violencia de género recogido en el año 2010 (85 mujeres asesinadas), los números no bajan más allá de las 53 mujeres (fallecidas en el año 2016), lo que implica que al año son mínimo 50 o 60 aquellas que pierden la vida presas de esta pesadilla.

Mientras nos jactamos de los avances de nuestra sociedad, seguimos permitiendo que, en definitiva, exista todavía la necesidad de contar con registros que nos recuerden diariamente lo que sigue significando ser una mujer en este mundo.

 

Un cambio social

Frente a la controversia que puedan generar algunos de los movimientos feministas más actuales, es un hecho que debemos movilizarnos y hacernos oír para lograr un verdadero cambio de la sociedad. Hombres y mujeres deben ser partícipes de este cambio, haciendo que frases como “Un no es no”, “Me merezco más”, “Mi vida tiene valor”, sean más fuertes que cualquier acto de violencia o maltrato.

Desde Farmacia García Pravos nos unimos a vosotras para que todas juntas podamos constituir una realidad donde al fin podamos vivir sin temor, seguir hacia adelante y erradicar los casos de violencia machista. Porque las mujeres no son víctimas, sino seres fuertes que han conseguido superarse día a día e ir más allá de sus propios miedos.

¡Compártelo!

¿Tiene alguna duda?
981 583 079